English / Français

El Compromiso de la AG de la AEM

November 12, 2019

Asamblea General de la AEM 2019
Nuestro compromiso: la formación integral de discípulos

Preámbulo

El clamor de nuestros corazones es “Venga Tu Reino” (Mateo 6:10; Mateo 24:14). Oramos, anhelamos, ansiamos que el Reino de Dios se manifieste en la tierra.

Los evangélicos representan el 25 por ciento de los 2.200 millones de cristianos del mundo, y nuestra voz unificada puede hacer una gran diferencia. La AEM prevé una década en la que el impulso existente de las alianzas evangélicas nacionales y numerosas redes temáticas se verán sinergizadas y aprovechadas para catalizar una transformación espiritual. Moldeados por un amor y una visión comunes, los evangélicos de todo el mundo orarán y trabajarán juntos, empoderados por el Espíritu para llevar la renovación espiritual y social a sus tierras.

Después de muchas oraciones y consultas con líderes evangélicos de todo el mundo, nos comprometemos a promover los siguientes principios como parte de nuestro compromiso de hacer discípulos de manera intencional e integral, cumpliendo con el llamado que nuestro Señor Jesús nos dio hace unos 2000 años.

1) Articular los elementos evangélicos esenciales en el siglo XXI. Los elementos esenciales evangélicos son eternos, pero la forma en que se presentan a los demás en la sociedad requiere una cuidadosa consideración. Se requiere sensibilidad, intencionalidad y audacia para transmitir estos elementos esenciales de manera efectiva.

2) Ser seguidores auténticos de Jesús. Un seguidor auténtico de Jesús lo sigue personalmente y en comunidad. Cada seguidor de Cristo debe comprometerse con los demás e invitarlos a un proceso que los lleve a parecerse cada vez más a Cristo en cada área de su vida. Los seguidores auténticos reflejan la imagen de Dios en quiénes son y en todo lo que hacen, como fruto de la santificación, para la gloria de Dios.

3) Liderazgo intergeneracional. Como diferentes partes del cuerpo de Cristo, cada generación aporta dones únicos para promover el esfuerzo de hacer discípulos. Las congregaciones (y otras comunidades y grupos de seguidores de Cristo) que incorporan el principio del liderazgo intergeneracional permiten las diferencias generacionales y capitalizan, en colaboración, la sabiduría de los miembros de cada generación.

4) Enfoque global, impacto nacional. Seguir a Jesús ocurre dentro del contexto de su cuerpo de creyentes, la iglesia, en el ámbito local, nacional y mundial. La unidad es importante para la Alianza Evangélica Mundial. Esta unidad se demostrará en un énfasis común en la formación integral de discípulos durante la próxima década. La AEM se compromete a maximizar su eficacia mediante la creación y el desarrollo de alianzas nacionales, y el fortalecimiento de sus comisiones, grupos de trabajo e iniciativas, al tiempo que promueve redes y movimientos nuevos y creativos para acelerar la reforma espiritual.

¡No olvides seguirnos en Twitter @WEAGA2019 y usar el hashtag #jakarta2019 para compartir tu emoción!